Debatirán sobre el uso abusivo de guardapolvos químicos

9 09 2012

• Así se denomina, desde la salud mental, a la medicalización de niños y adolescentes con psicofármacos • Especialistas del Forum Infancias brindarán un curso en Posadas •

DIARIO PRIMERA EDICIÓN, 7-9-12 Por Lara Schwieters
POSADAS. La psicopedagoga y licenciada en Educación Gabriela Dueñas, integrante del Foro Infancias, brindará un taller abierto y gratuito para padres, docentes y la comunidad en general, en el que analizará el fenómeno de la patologización y medicalización de las infancias y adolescencias actuales.

Será hoy, a las 17, en el aula magna de la Facultad de Ciencias Económicas, ubicada en el Campus Universitario de Villa Lanús.
El evento se enmarca en el curso de actualización “Miradas interdisciplinarias para la prevención de la patologización y medicalización de las infancias y adolescencias actuales” de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones, cuyo tercer encuentro se desarrollará entre hoy y mañana en el Campus

Anticipando su visita a Posadas, Dueñas dialogó con PRIMERA EDICIÓN acerca de estas abusivas prácticas médicas cada vez más generalizadas en el país y en el mundo.

¿A qué llaman medicalización y patologización de la infancia?
Medicalización y patologización de las infancias son neologismos que usamos para marcar una clara diferencia con lo que son los procedimientos médicos habituales y correctos. Medicalizar es abusar de la medicación con psicofármacos para tratar de resolver problemáticas que presentan los niños en las escuelas con mucha frecuencia (son las llamados déficit de atención, trastorno bipolar, TGD, TDA, etcétera).
Estas situaciones son o responden a problemáticas complejas, que tienen que ver con profundos cambios culturales, configuraciones familiares, condiciones de vida de los niños o condiciones en que están siendo educados. Y la sociedad adulta, en lugar de hacernos cargo de esto que estamos produciendo en ellos, tendemos a desresponsabilizarnos atribuyendo las situaciones que nos resultan molestas a los mismos niños y a supuestas causas de origen biológico, para las cuales hasta el día de hoy no hay pruebas suficientes.
Desde el Forum Infancias partimos de idea q ser humano es sujeto biopsicosocial, es puro devenir, no nace con su psiquismo ya formado, sino que se va constituyendo e intervienen una serie de variables, y reducir a lo genético es una mirada recortada que a largo plazo va a traer problemas serios.

Pero con esta simplificación todo apunta a recetar medicamentos psicoactivos…
Ahí aparece la farmacología, las drogas psicoactivas como forma de acallar las nuevas expresiones de los niños e incluso el sufrimiento infantil ante situaciones de abandono y descuido. De eso vamos a hablar (en la charla), porque creemos que están en juego los derechos de la infancia, el derecho del niño a ser escuchado, el derecho a recibir una atención integral en el campo de la salud y la educación, el derecho a una identidad, que resulta vulnerada con este etiquetamiento de los niños con supuestas patologías.
Porque en lugar de decir María está con dificultades para seguir el ritmo de la clase decimos que “es una ADD (tiene déficit de atención)”. Entonces su nombre propio aparece abrochado junto a la sigla de un supuesto déficit que aparece en el manual DSM4, donde se describe de manera estadística los trastornos mentales, pero que está siendo muy cuestionado como instrumento para manejarse en el campo de la salud mental.

¿En qué medida está generalizada esta práctica en el campo de la salud mental?
Este tipo de prácticas medicalizadoras están avanzando de manera absolutamente preocupante, a paso firme, generalizado.
En el campo de la salud mental les llamamos “chalecos de fuerza químicos para niños” y desde el campo de la pedagogía “guardapolvos químicos”. Son nuevas formas de disciplinamiento, que buscan domesticar a los chicos para que se adecuen a los condicionamientos que les imponemos pero en lugar de apelar a la fuerza física, con la que no estamos de acuerdo de ninguna manera, se apela a la fuerza química.
De esa manera se busca, por ejemplo, controlar con una pastilla a un niño inquieto en un curso donde hay cuarenta chicos, en lugar de analizar si no es que el chico requiere una atención más personalizada…
Sí, siempre con la intención de que se sobreadapten a las exigencias sin darnos tiempo para revisar si en estos tiempos, que algunos definen como posmodernos, las escuelas actuales, que son muy parecidas a las de principios del siglo XXI, son realmente adecuados para educar a las nuevas infancias y juventudes; o ver si no son estas mismas condiciones de crianza y educación las que producen niños desatentos, hiperactivos, con baja tolerancia a la frustración, etcétera.

¿Es necesario medicar en algunos casos?
Por supuesto, no estamos negando el uso de psicofármacos, que desde su aparición produjeron mejorías notorias en la calidad de vida de pacientes que padecen sufrimiento psíquico grave.
Estamos denunciando el abuso que se hace de estas drogas en población infantil. Y digo abuso, no podemos olvidar que detrás de esto está la industria farmacéutica, y los niveles de incremento en venta de drogas psicoactivas que saturó a la población adulta ahora está abarcando la franja etarea infantojuvenil.
A diferencia de algunas décadas atrás, cuando nosotros nos formábamos como psiquiatras y psicopedagogos, el lema era no medicar a un niño salvo que no haya otro remedio, y antes de probar medicar al niño se sugería algo que por ahí se ve como un chiste, que es probar con medicar al adulto a su cargo como para poder contener a ese niño, a ver si funciona.

¿Qué pueden hacer los maestros y padres para evitar estos abusos?
El rol de los maestros y padres es fundamental porque la escuela es el lugar donde los niños pasan la mayor parte del tiempo y desde muy temprana edad. Esto ha hecho que nos pongamos a repensar cuál es la función de la escuela en tiempos actuales y nos convoque a la necesidad de repensarla, reformularla, porque el formato, tal como fue pensado en la época que llegó a nuestro país, está obsoleto en relación a los nuevos chicos. No podemos seguir insistiendo con recursos didácticos, propuestas curriculares con chicos que son los nuevos nativos digitales.
Estamos convocando a los padres para que se informen al respecto, porque ellos también quedan entrampados en estas respuestas mágicas facilistas, sobre todo cuando les dicen que los padres no tienen nada que ver o los maestros tampoco, lo tiene el chico, y todo se soluciona con una pastilla. Muchos padres no están al tanto de esto y de la industria farmacéutica y termina con sus hijos como clientes cautivos, porque empiezan a temprana edad y les dicen que son y serán así durante el resto de su vida.

¿Quiénes están autorizados para recetar los medicamentos?
Los médicos son los únicos autorizados a recetar psicofármacos. En nuestro país este fenómeno adoptó forma de neurologización, la mayoría de las veces son neurólogos infantiles y psiquiatras los que hacen los diagnósticos, para lo cual cuentan con colaboración de psicólogos infantiles. Decimos en su lugar que este no es un asunto que pueda resolver un médico neurólogo sino un equipo interdisciplinario y se necesitan estudios complejos, evitando que el niño se convierta en un objeto a ser evaluado por un montón de test, sino que se analicen todas las circustancias sociales en las que está.

¿Qué efectos secundarios tienen los psicofármacos en los niños?
Primero hay pensar en los efectos secundarios que tiene cualquier droga psicoactiva en niños, por ejemplo, el metilfenilato, la más usada para el déficit de atención, según la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), esa droga aparece en el segundo lugar del listado de drogas peligrosas junto con la morfina. Por eso lleva receta triplicada. Pero ninguno de los psicofármacos es inocuo, tienen reacciones adversas y negativas. Pero también hay otro efecto que es lo que uno induce desde el punto de vista psicológico educativo, cuando le dice a un niño que para portarse bien o rendir mejor tiene que tomar una pastilla. Si asume eso de chico, cuando son más granes y se drogan o alcoholizan, uno no tiene porqué asombrarse, si uno le enseñó de chico.

Leer nota en el sitio original AQUÍ 

Anuncios

Acciones

Information

One response

12 09 2012
Sergio Sanchez

muy interesante, totalmente de acuerdo con la especialista.. se están dando prácticas abusivas de patologización y medicalización de la infancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: